Bujías industriales Bosch – Una historia de éxito

Desde hace años, Seyber Representaciones suministra, conjuntamente con la empresa holandesa HATRACO, las bujías industriales Bosch de gama M18 con exclusividad para Portugal y España.

Las bujías industriales Bosch se diseñaron específicamente para motores de gas estacionarios de alto rendimiento. Estos motores son los que podemos encontrar en plantas de generación eléctrica convencional, o de manera más habitual en instalaciones de cogeneración.

En las instalaciones de cogeneración, además de electricidad se proporciona de una manera limpia y económica calor, que puede usase en procesos industriales, polideportivos, hoteles, etc. En cualquiera de esos casos, se necesita una operación fiable de los motores a gas, a lo que ayudan unas bujías de gran calidad.

Historia

Desde la primera bujía Bosch lanzada en 1902, se han completado muchas otras patentes. Estas incluyen, por ejemplo, la soldadura de onda láser continua, que incrementa significativamente la durabilidad de la unión soldada en electrodo central. Aleaciones innovadoras como el níquel-Itrio, y metales preciosos que ayudan a garantizar una larga duración. Procedimientos de producción como el ensamblado termo retráctil, los recubrimientos de níquel en los cuerpos y roscas para asegurar una alta fiabilidad y una mayor durabilidad.

Bujías industriales Bosch

Bujías

El rango actual de bujías Bosch M18 se compone de tres modelos 7305, 7306 y 7308.

La bujía 7306 destaca por su excelente relación calidad-precio en motores funcionando con gas natural.

Las bujías 7305 y 7308, por su parte destacan en aplicaciones con gases especiales.

Durante los últimos años, hemos podido comprobar como por sus características, así como por el tipo de motores empleados, la bujía 7305 destaca en las cogeneraciones en las que se emplea biogás producido a partir de subproductos de lodos de residuos. Estas instalaciones, vinculadas a las plantas de tratamiento de agua (ERAR / EDAR), suelen operar con gases cuya composición se aleja mucho de la del gas natural que nos da la pauta para medir el rendimiento óptimo del motor.

Estas impurezas presentes en el gas (vapor de agua, siloxanos y otros compuestos orgánicos), tienen además un gran impacto en la durabilidad de los componentes del motor, pues tienden a formar depósitos en la cámara de combustión, donde debido a las altas temperaturas generan reacciones de corrosión. Las bujías son especialmente sensibles a estas alteraciones, y pueden causar fallos de encendido prematuros, mucho antes de alcanzar las pautas de mantenimiento oficiales. Un fallo de una sola bujía causa una parada del motor, lo que conlleva fuertes pérdidas económicas.

Las fotos de estos artículos pertenecen a sus respectivos autores*.

Para prevenir estos sucesos, las bujías 7305 y 7308 presentan unos electrodos con material más resistente en ambos, en forma de insertos de iridio. Estos insertos, además tienen una cantidad de material precioso mayor que otras bujías. Además están unidos con un cordón continuo en los 360º mediante soldadura láser.

Nuestro mercado

En los últimos años Seyber ha suministrado más de 1.000 unidades de estas bujías a usuarios finales y mantenedores. Desde el primer momento estos han reconocido y destacado su fiabilidad frente a otras marcas en dichas aplicaciones especiales; llegando en ciertos motores (como por ejemplo los FGLD/SFGLD) a superar con creces las pautas de mantenimiento fijadas por el fabricante del motor, de acuerdo al funcionamiento con gas natural.

Catálogo de bujías: https://seyber.com/bujas-industriales-y-cables

Deja una respuesta