Optimización de una fábrica de embutidos híbrida

El equipo técnico de Seyber se involucró en la optimización de una planta de embutidos en la que tenía presente 200 KW de placas solares, 50KW de red contratados y un grupo electrógeno diésel de 330KVAs con el fin de complementar la capacidad de la red durante los los trabajos de la fábrica y, para operar como suministro de energía de respaldo, en caso de que la red no esté disponible. Cuadros

Para realizar esta intervención, usamos el equipo de control InteliGen 500 (con software MicroGrid) capaz de gestionar un suministro de energía estable a la carga en función de las fuentes renovables, en este caso energía fotovoltaica. Esto permite que el grupo electrógeno funcione solo durante cortos períodos de tiempo y con una eficiencia de combustible óptima. La eficiencia energética general de la planta está controlada por un algoritmo de gestión de energía integrado en nuestro equipo.

Como se comentó que en un futuro la planta podría crecer y con ello se podrían añadir nuevas fuentes renovables, comentar que con este controlador se permite una construcción modular a diferentes niveles de complejidad para brindar la mejor solución para las diversas aplicaciones de nuestros clientes. Los controladores están equipados con una potente pantalla gráfica que muestra iconos, símbolos y gráficos de barras para una operación intuitiva que, junto con su alto nivel de funcionalidad, establece nuevos estándares en los controles de grupos electrógenos.

Valores

Una vez puesta en marcha la instalación, gracias al puerto de Ethernet integrado en nuestro equipo, lo configuramos para poder tener un control y visualización remota desde la plataforma WebSupervisor lo que garantiza que todo el parque pueda mantenerse en funcionamiento, sin ninguna intervención o conocimientos especializados por los propietarios del parque.

Esquema instalación: